jueves, 28 de mayo de 2009

Crónica Madrid 27-05-09 San Isidro


SAN ISIDRO: ISRAEL LANCHO A PUNTO DE PERDER LA VIDA
MARIANO ALIAGA / HIDROCALIDO

Cuando un hombre, un torero, Israel Lancho, se debate entre la vida y la muerte por tirarse a matar con verdad a su enemigo, sobran muchos comentarios y además no surgen en la mente. la imagen de ver enganchado su pecho por el pitón durante segundos interminables mientras era zarandeado sin soltarse, no se borran de la mente. La sangre brotando del pecho aún asustaba más. Carreras por el callejón, caras de susto y de incredulidad entre su círculo y mucha angustia hasta recibir las primeras noticias. Cornada de veinte centímetros hasta el pulmón con orificio de salida entre las costillas. Bien sabe Dios que no me gusta comentar la parte amarga de la fiesta porque la considero un accidente entre tanta obra de arte, pero en este caso la impresión es tan fuerte que me ha recordado lo ocurrido con Yiyo y Montoliú, que en gloria estén. Provoca naúseas el público insensible ovacionando al mayoral mientras un tío de luces luchaba por sobrevivir. Señores, si no tienen educación taurina, al menos tengan sensibilidad. Aquí se vive en directo la única obra en que se pierde la vida y se gana la gloria. No hay tomas falsas. No existen fotogramas ni montaje. Sin regidor ni coreógrafo. No hay cartón piedra y la sangre es de verdad, de la que duele, como las heridas de donde brota Tal vez acostumbrados a violencia en pantalla plana no sean capaces de apreciar la pura y auténtica verdad de lo que ocurre en el ruedo. Piensenlo y si no lo entienden no vengan.
Además, en los tendidos se tomó parte por los toros con fuertes protestas en muchas ocasiones y frialdad en el mejor de los casos para los toreros Paulita, el mencionado Israel Lancho y Serranito. Se aplaudieron a todos en el arrastre cuando solamente dos destacaron de forma importante, cuarto y quinto que resultó un gran toro. Se confundió casta con bravura engañados por acudir los Palha de largo al caballo y muleta. Pero en el último tercio los demás desarrollaron genio y resultaron incómodos para los valientes. Esos pobres tan despistados con las protestas en mitad de sus faenas que ya no sabían por donde continuar trasteando. Es cierto que la lidia no fue la más adecuada en cada caso, pero si a estos los pitan ¿que tendrían que hacer con las figuras que se esconden? Mucho he escrito sobre este bendito público que llena casi todos los días la plaza, pero lo de hoy ya colma el vaso. Guiados por los toristas de tendidos en continua protesta otros días, el resto acompañaban la confusión. Primera vara con el toro de largo por petición popular cuando es sabido que la lejana debe ser la segunda, después de sentir el castigo, saber lo que hay cuando se acude al peto. Pero no, cuanto más largo mejor, desde el principio. Admiración en galopes de burladero a los medios y poco aprecio a quien aguanta sin moverse el autobús que se viene encima. Lo de siempre, premeditación ante un hierro. Sin tantos elogios desde los asientos, diríamos que se vio una corrida con variedad, alguno manso, otros bravos y otros encastados, por tanto diverso juego con resultado muy interesante. Pero de ahí, a la euforia....
A esta hora, el diestro Israel Lancho ha sido operado satisfactoriamente y queda esperar la evolución. Se confirma rotura de la pleura. Animo torero.

FICHA
21ª San Isidro, casi lleno
6 toros de Palha

Paulita, silencio y pitos
Serranito, silencio y silencio
Israel Lancho, silencio y herido.

1 comentario:

J. Arroyo dijo...

Israel , recuperate pronto que iremos a tomarnos unas cañitas con mucho arte, como a tí te gusta¡¡¡ Además tienes mucha casta, torero¡¡ adelante .